Una escoba y un trapeador; todo lo que necesitas para una buena salud mental

“Las personas que viven en un hogar desordenado son más propensas a tener mayores niveles de estrés y, ultimadamente, a sufrir de depresión y ansiedad.”

Hacer la limpieza del hogar es una tarea que, en ocasiones, resulta tediosa. Sin embargo, debemos pensar en los grandes beneficios que esta actividad tiene para nuestra salud mental. Hay muchísima gente que para relajarse mira series de televisión completas o come tres litros de helado. Pero ¿qué crees? Resulta que barrer, trapear o lavar el baño son grandes alternativas para combatir el estrés. A continuación, te explicaremos cómo es que la limpieza del hogar beneficia a tu paz mental y emocional.

El impacto negativo del desorden y la suciedad en tu salud mental.

Imagínate esto. Tuviste un largo día de trabajo, el tráfico está espantoso, te duele la espalda, la cabeza, quieres aventar los zapatos, tirarte en tu cama o sillón y descansar… por fin, descansar. Pero ¡bum! Abres la puerta de tu casa y un olor a sope rancio te azota la nariz, tus calcetines se manchan del polvo en el suelo, hay una montaña de platos sin lavar en el fregadero y temes por la vida de tu perrijo o gatijo ante tanto desorden. ¡Qué imagen tan fea! ¿no? Definitivamente, no suena como el mejor lugar para relajarse.

Un estudio publicado en el 2010 por el Boletín de Personalidad y Psicología Social descubrió que las personas que viven en un hogar desordenado son más propensas a tener mayores niveles de estrés y, ultimadamente, a sufrir de depresión y ansiedad. De igual manera, el vivir en un ambiente sucio nos mantiene tan tensos que producimos una hormona conocida como cortisol que tiene la finalidad de combatir y reducir el estrés. Sin embargo, esta hormona nos hace tener antojos espantosos y terminamos comiendo por impulso. ¡Caray! ¡Acabamos gorditos, ansiosos y estresados por no querer limpiar!

Vivir en un hogar descuidado y desorganizado genera muchos problemas para la concentración. La Universidad de Princeton analizó que cuando nuestro campo visual se ve atiborrado de objetos y de suciedad, nos genera una sensación de agobio. También, aumenta la tensión y la confusión a tal grado que ya no podemos concentrarnos en nuestras actividades diarias. Así que, si has sentido que no te va muy bien en el home office o en tus clases en línea, es muy probable que tu cerebro se sienta abrumado por el desorden a tu alrededor.

Beneficios de la limpieza para la salud mental

Ahora, platiquemos un poco del beneficio que te aporta el aseo de tu hogar.

Sí, siempre lo pensaste y hoy te lo confirmamos. La limpieza del hogar sí cuenta como ejercicio. De hecho, treinta minutos diarios de labores domésticos te mantienen físicamente activo y reducen considerablemente la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares como hipertensión y hasta infartos. Adicionalmente, la actividad física reduce el cortisol y aumenta las endorfinas generando bienestar y placer de manera natural sin necesidad de sustancias médicas o adictivas.

Además, ¿quién dijo que el quehacer no es una forma de meditación? Pues, ¿has oído hablar del mindfulness? Se refiere al estado de conciencia plena en el que cultivamos el arte de estar aquí y ahora disfrutando de lo que hacemos en este preciso momento, felices como lombrices y sin preocuparnos por el ayer o por el mañana. Entonces, mientras haces tus deberes hogareños como desinfectar el super o trapear los pisos, puedes generar un estado de mindfulness.

 En el 2015, el Dr Adam Hanley comprobó que aquellas personas que realizaban las tareas del hogar con mindfulness obtenían una sensación de paz y tranquilidad. ¿Cómo lo lograron? Pues, estos individuos se enfocaron en el olor de los productos que utilizaban, el cuidado con el que realizaban la limpieza y mantuvieron una respiración calmada y consciente. Tal era su tranquilidad que confesaron haber llegado a un punto en el que dejaron de pensar en todo lo que les agobiaba. De hecho, no pensaban en nada, el estrés desaparecía y su humor mejoraba considerablemente.

En conclusión, podemos afirmar que la limpieza del hogar contribuye enormemente a la salud mental. Sí, a veces puede dar pereza agarrar la escoba y el trapeador, pero tómalo como un acto de amor propio. No necesitas dedicarle mucho tiempo, como hemos dicho, unos cuantos minutos al día evitará que se te acumulen los deberes y la grasita en la cintura. Pero, recuerda, que un ambiente limpio es un ambiente sano. Queremos que limpiar para tí sea un ritual que te llene de tranquilidad y que te haga disfrutar de proteger tu lugar feliz.




Bibliografía

A Lear, Scott, Weihong Hu, Sumathy Rangarajan, Danijela Gasevic, et al. “The effect of physical activity on mortality and cardiovascular disease in 130000 people from 17 high-income, middle-income, and low-income countries: the PURE study” en The Lancet versión en línea, 2017, vol. 390, no. 10113, pp. 2643 – 2654. Recuperado el 29 de abril del 2021 de https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S0140-6736%2817%2931634-3

Fernández, John, “Datos acerca del cortisol: la hormona que combate el estrés ayuda a mantener saludable el metabolismo y el sistema inmunológico” en Baptist Health South Florida versión en línea, publicado el 27 de agosto del 2020. Recuperado el 29 de abril del 2021 de https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/datos-acerca-del-cortisol-la-hormona-que-combate-el-estres-ayuda-a-mantener-saludable-el-metabolismo-y-el-sistema-inmunologico/#:~:text=Lorenzo%3A%20%E2%80%9CLos%20estudios%20han%20demostrado,en%20az%C3%BAcar%20y%20en%20grasa)

Hanley, A.W, A.R. Warner, V.M. Dehili et al. “Washing Dishes to Wash the Dishes: Brief Instruction in an Informal Mindfulness Practice” Mindfulness, 2015, vol. 6 pp. 1095–1103.

McMains, Stephanie y Sabine Kastner, “Interactions of Top-Down and Bottom-Up mechanisms in Human Visual Cortex” en Journal of neuroscience, enero 2011, no. 31, vol. 2 pp. 594-596.

Moñivas, Agustín, Gustavo García-Diex y Rafael García-De-Silva, “Mindfulness (atención plena): concepto y teoría” en Portularia, 2012, Vol. 12, pp. 83-89.

Saxbe D.E y R. Repetti. “No place like home: home tours correlate with daily patterns of mood and cortisol” en Personality and Social Psychology Bulletin, 2010, no. 36, vol. 71–81.

Sanchez Mora, Carmen y María Emilia Beyer, “Las Endorfinas” en ¿Cómo ves?, Universidad Nacional Autónoma de México, abril 2001, no. 29, pp. 10-14. Disponible en: http://www.comoves.unam.mx/assets/revista/29/las-endorfinas.pdf

La rutina de belleza comienza con la de la limpieza

¿Quién dijo que las rutinas de belleza y la aplicación de mejunjes antiarrugas y anti-papada no sirven para cuidar de nuestro bienestar emocional? Para muchas mujeres, el cuidado personal y las rutinas de belleza resultan muy calmantes y reconfortantes. Un estudio del 2017 comprobó que todas aquellas personas que mantenían actividades rutinarias, como las de cuidado facial y corporal, eran menos propensas a padecer depresión y ansiedad. Entonces, si tu novio o tu esposo se queja de que te tardas mucho arreglándote, a mucha honra puedes decirle que estás cuidando de tu corazoncito.

Sin embargo, algo muy importante que tienes que tomar en consideración es que dentro de tus rituales de cuidado personal, debe existir uno de limpieza de tus artículos de belleza. El constante uso y contacto con productos cosméticos puede hacer que se llenen de bacterias como la Escherichia Coli que puede generar desde infecciones en los ojos hasta brotes, alergias, reacciones cutáneas e infecciones en la sangre.

Limpia tus artículos de belleza con nosotros

Sabemos que tus brochas, esponjas, cepillos y maquillajes te hacen sentir la mujer más guapa del planeta. Nosotros cuidaremos de ellos para que tu puedas cuidar de ti. A continuación, te damos unos tips sobre cómo mantener todos tus herramientas de belleza limpias y libres de gérmenes.

Brochas

¡Tu rostro es un lienzo y nosotros cuidamos de los pinceles de la artista! No necesitas separar tus brochas por tamaño y forma ni dejarlas en alcohol, solo este consejito y con que lo hagas una vez al mes es más que suficiente .

  • Toma tus brochas y pinceles y moja la parte de las cerdas con agua fría. Pasa tus dedos suavemente para retirar el exceso de cualquier cosmético que haya quedado.
  • En un recipiente con agua y un chorrito del Multilimpiador Desinfectante y Bactericida, agita la punta de tus brochas. Después, tállalas suavemente sobre la palma de tu mano para que limpies a profundidad.
  • Enjuaga en agua fría y ponlos a secar, de preferencia, bajo el sol para que no se acumule la humedad y no crezcan bacterias.

Esponjas faciales y de baño

Asegúrate de que la mugrita no se quede ni en tu carita ni en tu esponjita. No importa si son esponjas para maquillaje o para limpieza facial y corporal, este tip funciona con todas.

  • En un recipiente con tres partes de agua y una del Multilimpiador, talla tu esponja con tus dos manos. Exprímela y sacúdela en la solución unas cuantas veces.
  • Después, desecha el agua sucia y vuelve a colocar el Multilimpiador con agua en el recipiente.
  • Deja tu esponjita en el agua con la solución por unos cinco minutos.
  • Retírala y talla un poco bajo un chorro de agua fría.
  • Opcional: puedes meter tus esponjas en la lavadora.
  • Déjalas secar bajo el sol, una vez a la semana que lo hagas es más que suficiente.

Manicura, pedicura y depilación

Cuando estos artículos entran en contacto con el polvo y las bacterias, nos pueden generar espantosas y dolorosas infecciones, evítalas de la siguiente manera.

  • Si tus artículos son de metal:

En un recipiente, coloca un chorrito del Multilimpiador con agüita e incorpora todos tus artículos de metal. Déjalos reposar por cinco minutos, retíralos del agua y sécalos con una toallita de algodón.

  • Si son de plástico

En un paño mojado coloca un poco de Multilimpiador y talla tus tijeras, alicates, cortauñas y demás para limpiar y desinfectar a profundidad.

Planchas y rizadores de cabello

Muchas veces, productos para el cabello como shampoo y cremas para peinar pueden quedar pegados en las placas metálicas de tu plancha o rizadora ¡saca tu Desengrasante de Real Clean! Te decimos cómo usarlo en estos artículos.

  • Atomiza un pañito húmedo con el Desengrasante y comienza a tallar las plaquitas de metal que tengan producto pegado ¡verás qué fácil sale! ¡Ten cuidado de no tener tu plancha prendida!
  • Con un pañito húmedo, limpia tu plancha o rizadora para retirar el exceso de producto y ¡listo! ¡como nueva!

Cepillos para el cabello

Evita la formación de caspa y hongos capilares con tus cepillos bien limpios.[4]

  • Retira toda la pelusa y cabello de tu cepillo lo mejor que puedas.
  • En una cubetita con agua, coloca un poco de Multilimpiador.
  • Agita el cepillo en el agua y deja reposar unos tres minutitos.
  • Talla las cerdas con tus dedos para eliminar cualquier suciedad y/o pelusa.
  • Deja secar al sol.

¡Espejito, espejito!

Ya sean de bolsillo, de tocador o de aumento, queremos que veas lo bella que eres. Toma un poquito de nuestro Limpiavidrios y limpia con un pedacito de tela. Nos encargaremos de que no tengan rayaduras, se empañen o que estén llenos de virus y bacterias.

Recuerda que los rituales de belleza son una manera de honrarte como mujer y de valorar todo lo bonito que hay en ti. Date unos minutitos de amor propio y limpia con nosotros aquellas herramientas que te hacen sentir hermosa. Recuerda que nosotros queremos proteger de tí y de tu lugar feliz.




Bibliografía

Bashir, A. y P. Lambert, “Microbiological study of used cosmetic products: highlighting possible impact on consumer health” en Journal of applied microbiology, vol. 128, no. 2, febrero 2020, p. 598-605.

Borenstein, Jeffrey, “Self-Love and what it means” en Brain and behaviour research foundation versión en línea, publicado el 12 de febrero del 2020, disponible en: https://www.bbrfoundation.org/blog/self-love-and-what-it-means. Recuperado el 12 de mayo del 2021.

Dillen, Kate, “Skincare is Self-Care, and my mental health is evidence” en Byrdie, publicado el 11 de enero del 2021. Disponible en: https://www.byrdie.com/skincare-self-care-5092789 recuperado el 11 de mayo del 2021

Lyall, Laura M., Cathy A. Wyse, Nicholas Graham, Amy Ferguson, et. al, “Association of disrupted circadian rhythmicity with mood disorders, subjective wellbeing and cognitive function: a cross-sectional study of 91 105 participants from the UK Biobank” en The Lancet Psychiatry, 2018, vol. 5, no. 6, pp. 507-514.

Organización Mundial de la Salud, “Mental Health: Strengthening our response” en Newsroom en línea de la Organización mundial de la Salud, publicado el 30 de marzo del 2018 disponible en: https://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/mental-health-strengthening-our-response Recuperado del 9 de mayo del 2021

Sánchez Saldaña, Leonardo, Carlos Galarza, y Florencio Cortéz Franco, “Infecciones micóticas superficiales” en Dermatología peruana, 2009, vol. 19, no. 3, pp. 226-234

Substance Abuse and Mental Health Services Administration, “Creating a healthier life. A-step-by-step guide to wellness” en Newsroom de Southern New Hampshire University versión en línea publicado el 14 de abril del 2020 disponible en: https://store.samhsa.gov/sites/default/files/d7/priv/sma16-4958.pdf recuperado el 10 de mayo del 2020.