Una escoba y un trapeador; todo lo que necesitas para una buena salud mental

“Las personas que viven en un hogar desordenado son más propensas a tener mayores niveles de estrés y, ultimadamente, a sufrir de depresión y ansiedad.”

Hacer la limpieza del hogar es una tarea que, en ocasiones, resulta tediosa. Sin embargo, debemos pensar en los grandes beneficios que esta actividad tiene para nuestra salud mental. Hay muchísima gente que para relajarse mira series de televisión completas o come tres litros de helado. Pero ¿qué crees? Resulta que barrer, trapear o lavar el baño son grandes alternativas para combatir el estrés. A continuación, te explicaremos cómo es que la limpieza del hogar beneficia a tu paz mental y emocional.

El impacto negativo del desorden y la suciedad en tu salud mental.

Imagínate esto. Tuviste un largo día de trabajo, el tráfico está espantoso, te duele la espalda, la cabeza, quieres aventar los zapatos, tirarte en tu cama o sillón y descansar… por fin, descansar. Pero ¡bum! Abres la puerta de tu casa y un olor a sope rancio te azota la nariz, tus calcetines se manchan del polvo en el suelo, hay una montaña de platos sin lavar en el fregadero y temes por la vida de tu perrijo o gatijo ante tanto desorden. ¡Qué imagen tan fea! ¿no? Definitivamente, no suena como el mejor lugar para relajarse.

Un estudio publicado en el 2010 por el Boletín de Personalidad y Psicología Social descubrió que las personas que viven en un hogar desordenado son más propensas a tener mayores niveles de estrés y, ultimadamente, a sufrir de depresión y ansiedad. De igual manera, el vivir en un ambiente sucio nos mantiene tan tensos que producimos una hormona conocida como cortisol que tiene la finalidad de combatir y reducir el estrés. Sin embargo, esta hormona nos hace tener antojos espantosos y terminamos comiendo por impulso. ¡Caray! ¡Acabamos gorditos, ansiosos y estresados por no querer limpiar!

Vivir en un hogar descuidado y desorganizado genera muchos problemas para la concentración. La Universidad de Princeton analizó que cuando nuestro campo visual se ve atiborrado de objetos y de suciedad, nos genera una sensación de agobio. También, aumenta la tensión y la confusión a tal grado que ya no podemos concentrarnos en nuestras actividades diarias. Así que, si has sentido que no te va muy bien en el home office o en tus clases en línea, es muy probable que tu cerebro se sienta abrumado por el desorden a tu alrededor.

Beneficios de la limpieza para la salud mental

Ahora, platiquemos un poco del beneficio que te aporta el aseo de tu hogar.

Sí, siempre lo pensaste y hoy te lo confirmamos. La limpieza del hogar sí cuenta como ejercicio. De hecho, treinta minutos diarios de labores domésticos te mantienen físicamente activo y reducen considerablemente la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares como hipertensión y hasta infartos. Adicionalmente, la actividad física reduce el cortisol y aumenta las endorfinas generando bienestar y placer de manera natural sin necesidad de sustancias médicas o adictivas.

Además, ¿quién dijo que el quehacer no es una forma de meditación? Pues, ¿has oído hablar del mindfulness? Se refiere al estado de conciencia plena en el que cultivamos el arte de estar aquí y ahora disfrutando de lo que hacemos en este preciso momento, felices como lombrices y sin preocuparnos por el ayer o por el mañana. Entonces, mientras haces tus deberes hogareños como desinfectar el super o trapear los pisos, puedes generar un estado de mindfulness.

 En el 2015, el Dr Adam Hanley comprobó que aquellas personas que realizaban las tareas del hogar con mindfulness obtenían una sensación de paz y tranquilidad. ¿Cómo lo lograron? Pues, estos individuos se enfocaron en el olor de los productos que utilizaban, el cuidado con el que realizaban la limpieza y mantuvieron una respiración calmada y consciente. Tal era su tranquilidad que confesaron haber llegado a un punto en el que dejaron de pensar en todo lo que les agobiaba. De hecho, no pensaban en nada, el estrés desaparecía y su humor mejoraba considerablemente.

En conclusión, podemos afirmar que la limpieza del hogar contribuye enormemente a la salud mental. Sí, a veces puede dar pereza agarrar la escoba y el trapeador, pero tómalo como un acto de amor propio. No necesitas dedicarle mucho tiempo, como hemos dicho, unos cuantos minutos al día evitará que se te acumulen los deberes y la grasita en la cintura. Pero, recuerda, que un ambiente limpio es un ambiente sano. Queremos que limpiar para tí sea un ritual que te llene de tranquilidad y que te haga disfrutar de proteger tu lugar feliz.




Bibliografía

A Lear, Scott, Weihong Hu, Sumathy Rangarajan, Danijela Gasevic, et al. “The effect of physical activity on mortality and cardiovascular disease in 130000 people from 17 high-income, middle-income, and low-income countries: the PURE study” en The Lancet versión en línea, 2017, vol. 390, no. 10113, pp. 2643 – 2654. Recuperado el 29 de abril del 2021 de https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S0140-6736%2817%2931634-3

Fernández, John, “Datos acerca del cortisol: la hormona que combate el estrés ayuda a mantener saludable el metabolismo y el sistema inmunológico” en Baptist Health South Florida versión en línea, publicado el 27 de agosto del 2020. Recuperado el 29 de abril del 2021 de https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/datos-acerca-del-cortisol-la-hormona-que-combate-el-estres-ayuda-a-mantener-saludable-el-metabolismo-y-el-sistema-inmunologico/#:~:text=Lorenzo%3A%20%E2%80%9CLos%20estudios%20han%20demostrado,en%20az%C3%BAcar%20y%20en%20grasa)

Hanley, A.W, A.R. Warner, V.M. Dehili et al. “Washing Dishes to Wash the Dishes: Brief Instruction in an Informal Mindfulness Practice” Mindfulness, 2015, vol. 6 pp. 1095–1103.

McMains, Stephanie y Sabine Kastner, “Interactions of Top-Down and Bottom-Up mechanisms in Human Visual Cortex” en Journal of neuroscience, enero 2011, no. 31, vol. 2 pp. 594-596.

Moñivas, Agustín, Gustavo García-Diex y Rafael García-De-Silva, “Mindfulness (atención plena): concepto y teoría” en Portularia, 2012, Vol. 12, pp. 83-89.

Saxbe D.E y R. Repetti. “No place like home: home tours correlate with daily patterns of mood and cortisol” en Personality and Social Psychology Bulletin, 2010, no. 36, vol. 71–81.

Sanchez Mora, Carmen y María Emilia Beyer, “Las Endorfinas” en ¿Cómo ves?, Universidad Nacional Autónoma de México, abril 2001, no. 29, pp. 10-14. Disponible en: http://www.comoves.unam.mx/assets/revista/29/las-endorfinas.pdf

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *