Divide y limpiarás

El concepto familia ha cambiado con el paso de los años. A principios del siglo XX, solo se consideraba el modelo de la familia tradicional, pero en los últimos años se ha estirado hasta cubrir todas las formas de vínculos. Familias con un papá y una mamá, con dos papás o dos mamás, de papá o mamá solteros, de padres separados, de solo hermanos o hermanas, de dos o más amigos, de una persona con perros y/o gatos, de roomies, de una pareja joven del mismo sexo o no, de un matrimonio sin hijos y muchas plantas, en fin. La familia ha cambiado tanto que ha llegado a abarcar todas las clases de amor, respeto y compañía.

Algo que no ha cambiado es la necesidad de mantener la casa limpia y radiante. Naturalmente, se necesita de grandes productos, como los nuestros, para poder cuidar de tu hogar y proteger a las personas que te importan. Pero, tareas titánicas como pisos rechinantes, estufas limpias y baños libre de sarro, requieren del apoyo de todos. Compartir los deberes del hogar resulta muy positivo para construir una relación cordial y amistosa con quienes compartes tu espacio. Aquí te comentamos porqué:

  • 1. Platos limpios, amor sucio
    En el 2010, un estudio confirmó que aquellas parejas que no limpiaban sus hogares tenían muchísimos más problemas de llevar una vida sexual satisfactoria que las que mantenían sus casas organizadas. La terapeuta sexual, Emily deAyala, explica que aquellas mujeres que experimentan un ambiente limpio, son más propensas a tener iniciativa sexual y a sentirse relajadas. Por su parte, Doug Braun-Harvey, también terapeuta, comentó que cuando las parejas hacen juntos los deberes de limpieza, lavar los platos por ejemplo, pueden activar sensaciones cinestésicas que recuerdan la actividad sexual con su pareja aumentando la pasión. Entonces, si quieres poner las cosas candentes con tu amorcito, recuerda que la limpieza es el primer paso. Tu pareja lo puede considerar como un increíble juego previo si existen coqueteos y palabras candentes.
  • 2. Acercamiento emocional
    ¿No te ha pasado que mientras lavas platos o tiendes la ropa con alguien, los chismes y pláticas fluyen mejor? Pues, la limpieza otorga una gran oportunidad para acercarte emocionalmente con las personas con las que vives. El hecho de cuidar de tu hogar con tus roomies o tu familia hace que compartas un sentimiento de pertenencia creando un ambiente de confianza. Hacer el quehacer de manera grupal puede otorgar un momento para escuchar a otras personas, sus problemas y aventuras, y viceversa haciendo más ameno un deber tedioso.
  • 3. Deconstrucción de los estereotipos de género
    La pandemia, el enclaustramiento y la participación laboral femenina han hecho ver que el cuidado del hogar no se basa en percepciones de género sino en el apoyo igualitario de todos los integrantes del hogar.
    Académicos de la Universidad Complutense de Madrid comprobaron que la división de tareas en casa de parejas heterosexuales está basada en estereotipos de género. Es decir, las parejas se dividen las tareas de acuerdo con la idea de “para qué son más útiles o mejores”. Por ejemplo, las mujeres cuidan de los hijos ya que se perciben más sensibles y cuidadosas, mientras que los hombres deben de hacer el trabajo pesado como arreglar las tuberías o cortar el césped porque, físicamente, son más fuertes. Aunque todavía falta mucho para alcanzar la igualdad de género, las percepciones sobre los deberes en casa se están transformado. Muchas parejas heterosexuales afirman que los hombres se han involucrado más en el cuidado y limpieza del hogar en la última década. Sin embargo, las parejas homosexuales desmienten este argumento. Las parejas del mismo sexo viven en mayor armonía y entendimiento que las heterosexuales ya que, de manera igualitaria, dividen tareas basándose en la comunicación y negociación sin reparar en aptitudes de género.
    Así que, la división de tareas del hogar de manera igualitaria ayuda a deconstruir las percepciones de género y a enseñar a tus hijos, en caso de tener, a ver el mundo de manera más justa, responsable y equitativa.
  • 4. Valores y enseñanzas a los más pequeños
    La pandemia, el enclaustramiento y la participación laboral femenina han hecho ver que el cuidado del hogar no se basa en percepciones de género sino en el apoyo igualitario de todos los integrantes del hogar.
    Ya comentamos que la división de tareas libre de etiquetas de género puede enseñar a los más pequeños a crecer y a vivir sin estereotipos. No obstante, hay muchos más valores que puedes inculcarles a tus hijos e hijas a partir de la limpieza. Por ejemplo, en primer lugar, mantener un cuarto limpio puede enseñarles el valor de la responsabilidad y el orden. La división de tareas inculcará la costumbre del trabajo en equipo. Y, finalmente, las cualidades de organización que pueden aprender de un hogar con tareas compartidas pueden enseñarle sobre administración y liderazgo.

No importa cuál es el tipo de familia en el que vivas, nosotros creemos que compartir las tareas del hogar de manera justa, equitativa y por medio de la comunicación, no solo mantendrá tu casa limpia, sino que emanará un ambiente de paz y cordialidad. Cuidar y fomentar tus relaciones en casa también es proteger tu lugar feliz.

Bibliografía

Cain Miller, Claire, “How Same-Sex Couples Divide Chores, and what it reveals about modern parenting” en the New York Times versión en línea publicado el 16 de mayo del 2018 disponible en: https://www.nytimes.com/2018/05/16/upshot/same-sex-couples-divide-chores-much-more-evenly-until-they-become-parents.html Recuperado el 02 de marzo de 2021.

Gattuso, Regina, “Why LGBTQ couples split household tasks more equally” en BBC versión en línea, publicado el 10 de marzo del 2021 en https://www.bbc.com/worklife/article/20210309-why-lgbtq-couples-split-household-tasks-more-equally Recuperado el 02 de mayo del 2021.

Fernández, Juan, M. Ángeles Quiroga, Sergio Escorial y Jesús Privado, “The gendered division of housework” en Psicothema, 2016, Vol. 28, No. 2, pp. 130-136.

Headen, Irene, “Gender revolution and the restabilization of family life” en Council of contemporary families versión en línea publicado el 25 de Agosto del 2015 en https://contemporaryfamilies.org/gender-restabilization/ recuperado el 3 de mayo del 2021.

Kerner, Ian, “Compartir las tareas domésticas hace más felices a las parejas” en Expansión versión en línea, publicado el 27 de mayo 2018, disponible en: https://expansion.mx/tendencias/2018/05/24/compartir-las-tareas-domesticas-hace-mas-felices-a-las-parejas. Recuperado el 02 de mayo del 2021.

L. Carlson, Daniel, Richard J. Petts y Joanna R. Pepin, “Men and women agree: During the COVID-19 Pandemic Men are doing more at home”, en Council of contemporary families versión en línea, mayo 20, 2020, disponible en: https://contemporaryfamilies.org/covid-couples-division-of-labor/ Recuperado el 01 de mayo del 2021.

Ravencscraft, Eric, “Share the housework evenly to keep your relationship healthy” en LifeHacker publicado el 1 de julio del 2016 en https://lifehacker.com/keep-your-relationship-healthy-by-sharing-the-housework-1751540122 Recuperado el 03 de mayo del 2021

Saxbe D.E y R. Repetti. “No place like home: home tours correlate with daily patterns of mood and cortisol” en Personality and Social Psychology Bulletin, 2010, vol. 36, pp. 71–81.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *